Skip to content

World Mission in Christ

WMC 기도학교 교재 <<
  • 성경적 기도와 Q.T. 세미나 강의 교재 (Spanish)
  • WMC Admin
    조회 수: 31045, 2012.06.03 22:09:40
  • Escuela de Oración World Misión For Christ

    (Misión Mundial para Cristo)

    Seminario de Oración Bíblica y Tiempo Devocional

    La oración de Jesús y de sus discípulos

     

    Rev., Dr. Chung Bok Kim, Ph.D

    Índice

     

    Capítulo 1 El hábito de la oración en otras religiones y en los judíos

    Capítulo 2 Aprendamos a orar de la vida de oración de Jesús

    Capítulo 3 El mandato de la oración de Jesús

    Capítulo 4 La forma de la oración de Jesús

    Capítulo 5 La oración intercesora de Jesús

    Capítulo 6 La vida de oración de los discípulos

    Capítulo 7 ¿Qué es la oración?

    Capítulo 8 ¿Cómo se debe orar?

    Capítulo 9 ¿Cómo se practica el Tiempo Devocional?

    Capítulo 10 La oración bíblica de la madrugada

    Capítulo 11 La oración bíblica de ayuno

    Capítulo 12 La oración bíblica de arrepentimiento

    Capítulo 13 La oración bíblica de dones

    Capítulo 14 ¿Cómo se recibe la respuesta de la oración?

    Capítulo 15 El poder de la oración

    Capítulo 16 ¿Cómo es el hombre de oración?



    Contenido del Seminario

    Tema 1: La oración de Jesús

      Capítulo 1: El hábito de la oración en otras religiones y en los judíos

      Capítulo 2: Aprendamos a orar de la vida de oración de Jesús

      Capítulo 3: El mandato de Jesús a orar

      Capítulo 4: La forma de la oración de Jesús

      Capítulo 5: La oración intercesora de Jesús

    Tema 2: El contenido y la forma de la oración

      Capítulo 6: La vida de oración de los discípulos

    Capítulo 7: ¿Qué es la oración?

    Capítulo 8: ¿Cómo se debe orar?

    Capítulo 9: ¿Cómo se practica el Tiempo Devocional?

    Tema 3: La obra de la oración

    Capítulo 10: La oración bíblica de la madrugada

    Capítulo 11: La oración bíblica de ayuno

    Capítulo 12: La oración bíblica de arrepentimiento

    Capítulo 13: La oración bíblica de dones

    Tema 4: Fruto de la oración

    Capítulo 14: ¿Cómo se recibe la respuesta de la oración?

    Capítulo 15: El poder de la oración

    Capítulo 16: ¿Cómo es el hombre de oración?

     

     

     

    Capítulo 1

     

    El hábito equivocado de la oración en otras religiones y en los judíos

    1) El hábito de oración de otras religiones.

    En todas las religiones del mundo hay oración. La razón es que desde tiempos remotos, el hombre ha sido un ser débil ante la fuerza aterradora de la naturaleza, y se vio en la necesidad de clamar a un Ser Todopoderoso para que lo libre de las catástrofes naturales y calamidades humanas, imposibles de ser esquivadas por la fuerza del hombre.

    Especialmente cuando se trata de catástrofes naturales como las sequías, hambrunas, inundaciones, huracanes, incendios, tempestad, plagas; o calamidades que produce el hombre, guerras, asaltos, esclavitud, homicidios; además de enfermedades, drogadicciones, pobreza, delincuencia, muerte y muchos problemas más, el hombre en su debilidad no tiene más remedio que recurrir mediante la oración a un dios Todopoderoso, que le resuelva sus muchos problemas.

    Comenzando desde la oración más primitiva del shamanismo hasta la de las religiones más modernas, en todas las religiones hay oraciones.

    Desde las oraciones más primitivas del shamanismo, totemismo, manismos, curanderismo, adoración a los ancestros, hasta las de las religiones más sofisticadas como el confucianismo, budismo, taoismo, islamismo, hinduismo, zoroastrismo, judaísmo, todas las religiones tienen oraciones. También las religiones sectarias tienen oraciones.

    En términos generales la oración de estas religiones tiene las siguientes características: en primer lugar, se trata de un medio de autoprotección ante la propia debilidad humana; en segundo lugar, es para llenar su escasez y cumplir su propio deseo; en tercer lugar, es para la salud y bendición material; en cuarto lugar, es para solucionar el problema tras la muerte y por la bendición de los hijos; y en quinto lugar, es una oración de maldición contra los opositores o enemigos más fuertes que uno mismo no podría luchar con su propia fuerza.

    Por consiguiente el hábito de oración de estas religiones apunta más al bienestar de la vida presente que al del porvenir, al éxito material que a la salvación del alma, en vez de buscar la voluntad de Dios busca el cumplimiento del deseo humano, en vez de rasgar el corazón, rasgan la ropa, busca agradar al hombre antes que a Dios, en vez de estar centrado en Dios, está centrado en el hombre.

    2) El hábito de la oración de los judíos en la época de Jesús

    Si observamos el hábito de oración de los judíos en la época de Jesús,

    En primer lugar, los judíos de la época de Jesús eran hombres de oración, en sus escritos sagrados se incluían muchos modelos de oraciones, y el templo era llamado la casa de oración por las naciones (Is. 56:7). Además la sinagoga de los judíos era el lugar designado especialmente para la oración desde la antigüedad, se la llamaba también “casa de oración” o “lugar de oración”.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    En segundo lugar, de acuerdo al Antiguo Testamento, vemos que el pueblo judío era una nación de oración mucho más que otras naciones, aun antes de la época de Jesús.

    Los judíos eran hombres de oración, comenzaba el día con la oración y terminaba con la oración. Ellos oraban en el templo, en la sinagoga, en la casa, en los días festivos, en la comida, comenzaban orando y terminaban orando.

    Como lo expresa en Salmos 55:16-17 “En cuanto a mí, a Dios clamaré; Y Jehová me salvará. Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, Y él oirá mi voz.”, David oraba tres veces al día.

    Como se ve en Daniel 6:10 “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.”, Daniel, estando en Babilonia, también oraba tres veces al día, en dirección a Jerusalén, sin temor a la muerte, en presencia de sus enemigos que le calumniaban.

    En tercer lugar, estudiando el Nuevo Testamento y otros escritos antiguos de los judíos, podemos observar que para la época de Jesús, los judíos tenían conciencia de pecado, sentían la necesidad del perdón de pecado, y de la gracia de Dios, sin embargo gustaban de orar en público en las plazas y en las sinagogas para ser vistos por los hombres. El hábito de oración se había vuelto una costumbre hipócrita y formalista.

    En cuarto lugar, Jesús criticó tanto el error de las costumbres farisaicas de oración que se caracterizaban por el orgullo personal, egocentrismo, exaltación del mérito personal, e hipocresía; como también el error de las costumbres paganas de la oración repetida y vacía (Mt 6:5-18); y durante su ministerio público, les mostró a sus discípulos, con su vida, lo que es la verdadera oración al Dios Padre y les enseñó a orar de la forma correcta. Además, sus discípulos que le veían orar, le solicitaron que les enseñara a orar, entonces les enseñó el Padrenuestro (Lc. 11:1-2).

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 2

    Aprendamos a orar de la vida de oración de Jesús

    1. La vida de oración de Jesús

    “Jesús era realmente hombre de oración”

    “Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.” (Lc. 11:1).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    1) Las cinco oraciones principales de Jesús

    (1) La oración de ayuno de Jesús (Mt. 4:1-2; Lc. 4:1-2; Heb. 4:5; 1Jn. 3:5)

    (2) La oración de madrugada de Jesús (Mr. 1:35; Lc. 4:42)

    (3) La vigilia de oración de Jesús (Lc. 6:12-13)

    (4) La oración Jesús en el monte (Mt. 14:23)

    (5) La oración intercesora de Jesús (Lc. 22:31-32; Jn. 17:9,11,15; Ro. 8:34; Heb. 5:7)

    2) La vida de oración de Jesús

    (6) La oración en el desierto (Mt. 4:1-2; Lc. 4:1-2)

    (7) La oración en un lugar apartado (Lc. 5:16)

    (8) La oración a solas (Lc. 9:18)

    (9) La oración de rodillas (Lc. 22:41)

    (10) La oración luego del bautismo (Lc. 3:21)

    (11) La oración por los niños con imposición de manos (Mt. 19:13)

    (12) Vigilia de oración la noche anterior a la elección de los doce discípulos (Lc. 6:12-13).

    (13) La transfiguración durante la oración (Lc. 9:29)

    (14) La oración intercesora de Jesús (Lc. 22:31-32; Jn. 17:9,11,15; Ro. 8:34; Heb. 5:7).

    (15) La oración en el monte Getsemaní (Mt. 26:36-46; Mr. 14:32-42; Lc. 22:39-46).

    (16) Las tres oraciones en la cruz (Lc. 23:43; Mr. 15:34; Lc. 23:46)

    3) La intensa oración intercesora de Jesús

    Oró a favor de Pedro, para que no se extravíe de la fe (Lc. 22:31-32)

    Oró hasta sudar gotas de sangre (Lc. 22:44)

    Oró con gran clamor y lágrimas (Heb. 5:7)

    La última oración intensa de Jesús (Jn. 17:9-26)

    4) La oración de Jesús desde la cruz

    La primera frase pronunciada desde la cruz (Lc. 23:34).

    --- Oración de intercesión por perdón.

    La proclamación mesiánica desde la cruz (Sal. 22:1) (Mt. 27:46; Mr. 15:34).

    --- Oración mesiánica.

    La última frase pronunciada desde la cruz (Lc. 23:46).

    --- La última oración.

    Jesús comenzó su ministerio público con oración y lo concluyó con oración. Jesús es plenamente hombre de oración, y poderoso en oración.

    5) La continua oración intercesora de Jesús

    Jesús resucitó y ascendió a la diestra del Dios Padre, y actualmente está intercediendo por nosotros (Ro. 8:34).

     

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    6) La oración intercesora del Espíritu Santo, enviado de Jesús.

    “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.” (Ro. 8:26-27).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 3

    El mandato de Jesús a orar

    El mandato de Jesús a orar (Lc. 21:34-36)

    1. Vele en oración en todo tiempo para no caer en tentación

    Oración preventiva.

    o “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.” (Mt. 26:41).

    o “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.” (Lc. 21:36).

    o “Cuando se levantó de la oración, y vino a sus discípulos, los halló durmiendo a causa de la tristeza; y les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.” (Lc. 22:45-46).

    * Ore en la tranquilidad: Oración preventiva

    Vacuna preventiva (Africa, junglas del Amazonas, Birmania): Julio de 1986 visitas misioneras

    La obra y estrategia del diablo

    o “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” (Jn. 10:10)

    o “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Ef. 6:10-12)

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    o “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.” (1P. 5:8-9)

    o “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.” (Lc. 22:31-32; Ro. 8:26-27; 8:34).

    2. Ore por los tiempos finales --- Oración de preparación

    * Oracióndepreparaciónparaelfindelmundo:últimodeseo,testamento.

    Escribir un testamento: en un seminario de pastores, año 1995.

    3. Como hijo de Dios, heredero del reino de los cielos, y receptor de la promesa celestial, ore --- oración de depósito.

    o Haceos tesoros en el cielo (Mt. 6:19-21).

    o El joven rico y la riqueza en el cielo (Lc. 18:18-30).

    o “Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan,” (Lc. 12:33-34).

    Ayuda solidaria, colaboración, servicio, consagración, amor al prójimo, evangelismo, la importancia de la misión.

    o Hijos de Dios (Jn. 1:12-13).

    o Abba Padre, herencia del cielo (Ro. 8:15-16; Gá. 4:6-7).

    o Amad a vuestros enemigos, orad por los que os persiguen (Mt. 5:43-48).

    o “Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.” (Lc. 6:27-38)

    o “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.” (Ef. 5:1-2)

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 4

    La forma de la oración de Jesús

    1. Ore siempre y no se desanime

    o La respuestas de juez injusto (Mt. 7:9-12); la petición del hijo y la respuesta del padre (Lc. 18:1-8).

    o Encomiende al Señor toda su ansiedad (1P. 5:7-9).

    o Pedro camina sobre el agua (Mt. 14:25-33).

    o La oración con los ojos puestos sólo en Dios (Heb. 12:2; Miq. 7:7; Os. 12:6).

    o La oración con los ojos puestos en la circunstancia (Lc. 18:11).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    2. Ore en la habitación (aposento alto, habitación de oración, silla de oración)

    o “entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto;” (Mt. 6:6).

    o Relación entre marido y mujer, relación entre Jesucristo y la iglesia (Ef. 5:22-32).

    o “con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí (Is. 29:13).

    Relación de profundo amor entre Dios y el que ora, la relación íntima en el matrimonio, una relación sin barreras.

    * La habitación de oración de John Knox, la silla de oración de John Wesley.

    3. Ore con fe

    ¿Cómo es la fe del que está hablando Jesús? (Mt. 21:21-22).

    1) La fe que lleva a la salvación (Jn. 5:24; Ro. 10:9-10)

    o De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. (Jn. 5:24).

    o “si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.” (Ro. 10:9).

    2) Fe de cuyo interior brotan ríos de agua viva (Jn. 7:38)

    “El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” (Jn. 7:38).

    3) La fe que hace lo imposible (Mr. 9:23)

    “Al entrar Jesús en la casa del principal, viendo a los que tocaban flautas, y la gente que hacía alboroto,”

    4) La fe como una grado de mostaza (Lc. 17:5-6; Mt. 17:20)

    “Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe. Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería.” (Lc. 17:5-6).

    o La petición de los discípulos y el padre del epiléptico, luego de que Jesús regresara del monte de la transfiguración (Mt. 17:20)

    “Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.”

    5) La fe que no duda (Mr. 11:23-24; Mt. 21:21-22)

    “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.” (Mr. 11:23-24. Ver también 1Jn. 5:14-15).

    o El milagro de la higuera y la fe de los discípulos

    “Respondiendo Jesús, les dijo: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, no sólo haréis esto de la higuera, sino que si a este monte dijereis: Quítate y échate en el mar, será hecho. Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.” (Mt. 21:21-22).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    Los tres niveles de la fe

    o El nivel de la fe receptora (justificación) (Jer. 2:8-9).

    o El nivel de la fe oyente (maduración) (Ro. 10:17; Heb. 5:11-14; 1Co. 13:11).

    o El nivel de la fe viviente (santificación) (Stg. 2:14, 26; 2Co. 2:14; 3:3; Ro. 1:17).

    La fe de Jesús (Jn. 6:1-6; Heb. 11:1) : La fe de Felipe, la fe de Andrés.

    * El significado de la fe que es como un grado de mostaza: La fe cuantitativa y la fe cualitativa.

    4. Cuando ore, hágalo perdonando al prójimo

    o “Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.” (Mt. 6:14-15).

    o “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.” (Mr. 11:25).

    * “Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.” (Mr. 11:26).

    o El perdón de Dios (1Jn. 4:8-9; Ef. 2:8-9; 1Jn. 1:9; Heb. 10:17-18).

    o El perdón de Jesús (Jn. 8:3-11; Mt. 18:22-35; Jn. 13:34-35).

    En el perdón de Dios y en el de Jesús, es perdonado obviamente el pecado, y principalmente la persona misma es perdonada.

    o De pecador (Ro. 3:10, 23; 6:23) a justo (Ro. 3:24; 5:1), nueva creación (2Co. 5:17).

    o De hijos del diablo (Jn. 8:44) a hijos de Dios (Jn. 1:12-13).

    o Transforma a quien es incapaz de amar al prójimo, en alguien capaz de amar. (Jn. 13:34-35).

    o Transforma a quien es incapaz de perdonar al prójimo, en alguien capaz de perdonar (Mt. 18:32).

    Quien fue perdonado realmente por la gracia de Dios (10.000 talentos), es capaz de perdonar las faltas, equivocaciones de los demás (100 denarios), y de amar (Jn. 13:34-35); de lo contrario, no se puede hablar de que se trata de alguien que fue perdonado por la gracia de Dios, que haya renacido, o que sea una nueva criatura. Por lo tanto, será encarcelado nuevamente (Mt. 18:29-35).

    o El perdón humano (Mt. 18:21)

    El hombre puede perdonar las faltas y errores de los demás, pero no puede transformarlos en justos. El que es perdonado por la gracia de Dios, es una nueva criatura, que ha recibido la potestad y autoridad de ser hijo de Dios, y ha recibido también el poder para perdonar y amar al prójimo. Por lo tanto, el que recibió la salvación mediante la fe, tiene que saber perdonar las faltas y errores de los demás. Si uno dice creer en Dios y no es capaz de perdonar las faltas de su prójimo, ni es capaz de amarle, se trata de un hombre que no tiene fe en Dios, o su fe es inmadura. (1Co. 2:14-3:3).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    * QuiencreerseruncreyenteenJesús,peronoescapazdeperdonar,debeserencarcelado(Mt.18:23-35).CreerenJesúsnoessólodelabios,depensamientosodecorazón,sinoqueinvolucratodalapersonalidad,tienequecreerenJesúscomosuSeñoryDios,consuvidaentera.

     

    5. Ore por los que les maldicen y bendígales

    “Amad a vuestros enemigos,orad por los que os persiguen” (Mt. 5:44; 5:43-48).

    “Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.” (Lc. 6:27-28; 6:27-36).

    * La reacción del que ora: reacción de amor, reacción de perdón, debe mostrar la reacción de Dios.

    o “Amad a vuestros enemigosorad por los que os persiguen”.

    o “Haced bien a los que os aborrecen, bendecid a los que os maldicen”.

    o “Orad por los que os calumnian”

    o “Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra;”

    o “al que te quite la capa, ni aun la túnica le niegues.”

    o “A cualquiera que te pida, dale;”

    o “y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva.”

    o “como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.”

    * De hijos del diablo en el pasado (Jn. 8:44; 1Jn. 3:10) --- fuimos transformados ahora en hijos de Dios (Jn. 1:12-13; 2Co. 5:17).

    * Características que poseen los hijos del diablo: roba, mata y destruye (Jn. 10:10a; Ro. 1:28-32).

    Cuando una persona pertenece al diablo manifiesta las reacciones del diablo: debido a que es del diablo.

    * Características que poseen los hijos de Dios (lo que no tiene el diablo, lo que no puede hacer el diablo)

    Cuando una persona pertenece a Dios manifiesta las reacciones de los hijos de Dios: debido a que es de Dios.

    Las 9 virtudes del fruto del Espíritu Santo (amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza), agradecimiento, bendición, oración.

    * El agradecimiento hacia Dios, es poder: (alegría, oración, agradecimiento: 1Ts. 5:16-18).

    o Cuando hay agradecimiento dentro de mí: me lleno de alegría.

    o Cuando el agradecimiento está dirigido hacia Dios: me lleno de fe.

    o Cuando el agradecimiento está dirigido hacia fuera: me lleno de amor. (amor al prójimo, servicio, evangelismo, misión).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    6. Cuando ore, no sea como los hipócritas

    La oración equivocada de los judíos (fariseos) (Mt. 6:5).

    (1) La oración para ser visto (Mt. 23:23-36).

    (2) La oración del que pretende sacar la paja del ojo ajeno, teniendo una viga en sus propio ojo (Mt. 7:3-5).

    (3) La oración del que honra al Señor de labios, pero cuyo corazón está lejos de Él (Is. 29:13).

    (4) La oración farisaica semejante al sepulcro blanqueado (Mt. 23:23-36).

    (5) El por pretexto hace largas oraciones (Lc. 20:47).

    (6) La oración del que se considera justo menospreciando a los demás (Lc. 18:9-14).

    * La oración ofrecida a Dios, la oración del pecador (la oración del publicano).

    * La oración del que quiere ser visto por la gente, la oración del soberbio (la oración del fariseo).

    7. No hacer vanas repeticiones como los gentiles

    La oración equivocada de los gentiles que no saben la forma ni el contenido de la oración (Mt. 6:7-8).

    * La forma de la oración (el objeto de la oración, el contenido de la oración, en el nombre de Jesús, amén, etc.).

    * El contenido de la oración (alabanza, confesión, súplica, Tiempo Devocional).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 5

    La oración intercesora de Jesús

    1. La oración intercesora de Jesús

    En Heb. 5:7 dice “Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.”.

    Estando en cuerpo, Jesús oró a nuestro favor con ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas a Dios Padre, quien le podía librar de la muerte. La oración de ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas, sólo puede surgir de un corazón quebrantado por sus propios pecados o cuando está orando por los demás.

    En Heb. 4:15 dice “Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.”, como dice este versículo, Jesús no tenía pecado, entonces significa que su súplica con gran clamor y lágrimas fue por nosotros.

    En Lc. 23:34 dice “Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.”,

    Si vemos Ro. 8:34, Jesús murió en la cruz, resucitó, subió al cielo, y está sentado a la diestra de Dios, orando por nosotros.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.” (Ro. 8:34).

    Como cuando estaba en el cuerpo viviendo en el mundo, así como cuando estaba colgado en la cruz, todavía sigue orando sin cesar por nosotros, sentado a la diestra de Dios.

    Además, una vez que ascendió, envió al Espíritu Santo, tal como lo había prometido (Jn. 16:7), quien ruega por nosotros con gemidos indecibles.

    “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.” (Ro. 8:26-27).

    De este modo, podemos saber que al igual que Jesús, también el Espíritu Santo ora intensamente por nosotros, conforme a la voluntad de Dios.

    La oración de Jesús y del Espíritu Santo, que intercede intensamente por nosotros, delante de Dios, es la verdadera oración intercesora.

    1) La oración intercesora de Jesús en los evangelios sinópticos (Mt. 26:36-46; Mr. 14:32-42; Lc. 22:39-46).

    a. El mandato de Jesús a la oración:

    * “Velad y orad, para que no entréis en tentación;” (Mt. 26:41).

    * “Sentaos aquí, entre tanto que yo oro.” (Mr. 14:32).

    * “quedaos aquí y velad.” (Mr. 14:34).

    * “Orad que no entréis en tentación.” (Lc. 22:40).

    b. La condición emocional de Jesús:

    * Entristecido y angustiado en gran manera dijo “mi alma está muy triste, hasta la muerte” (Mt. 26:37-38).

    * Entristecido y angustiado dijo “mi alma está muy triste, hasta la muerte” (Mr. 14:34).

    c. La postura de Jesús al orar:

    * “se postró sobre su rostro, orando” (Mt. 26:39).

    * “Se postró en tierra” (Mr. 14:35).

    * “puesto de rodillas y oró” (Lc. 22:41).

    * “Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra” (Lc. 22:44).

    * “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle” (Lc. 22:43).

    d. El contenido de la oración de Jesús:

    (1) “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.” (Mt. 26:39).

    (2) “Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad.” (Mt. 26:42).

    (3) “Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú” (Mr. 14:36).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    (4) “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.” (Lc. 22:42).

    (5) “Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.” (Lc. 22:31-32).

    e. Las palabras de Jesús a los discípulos luego de la oración:

    (1) “¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? 41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.” (Mt. 26:40-41).

    “Vino otra vez y los halló durmiendo, porque los ojos de ellos estaban cargados de sueño” (Mt. 26:43).

    “Dormid ya, y descansad. He aquí ha llegado la hora, y el Hijo del Hombre es entregado en manos de pecadores” (Mt. 26:45)

    (2) “Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una hora?” (Mr 14:37).

    “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil” (Mr 14:38).

    “Dormid ya, y descansad. Basta, la hora ha venido; he aquí, el Hijo del Hombre es entregado en manos de los pecadores” (Mr. 14:41).

    (3) “¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que no entréis en tentación.” (Lc. 22:46).

    2) La oración intercesora de Jesús en el Evangelio según San Juan (Jn. 17:9-26)

    (1) “Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son,” (Jn. 17:9).

    (2) “y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos.” (Jn. 17:10).

    (3) “Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.” (Jn. 17:11).

    (4) “Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese.” (Jn. 17:12).

    (5) “Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos.” (Jn. 17:13).

    (6) “Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” (Jn. 17:14).

    (7) “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.” (Jn. 17:15).

    (8) “No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” (Jn. 17:16).

    (9) “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” (Jn. 17:17).

    (10) “Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.” (Jn. 17:18).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    (11) “Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.” (Jn. 17:19).

    (12) “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos,” (Jn. 17:20).

    (13) “para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.” (Jn. 17:21).

    (14) “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.” (Jn. 17:22).

    (15) “Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.” (Jn. 17:23).

    (16) “Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.” (Jn. 17:24).

    (17) “Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste.” (Jn. 17:25).

    (18) “Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.” (Jn. 17:26).

    3) La oración intercesora de Jesús en la cruz

    Jesús, colgado en la cruz, dijo siete frases antes de expirar, de las cuales tres son oraciones dirigidas a Dios.

    1) La primera oración “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc. 23:34). La oración intercesora para perdonar a los pecadores que le crucificaron.

    En su vida terrenal, Jesús enseñó a sus discípulos “Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;” (Mt. 5:44).

    “bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.” (Lc. 6:28)

    Él vivió toda su vida conforme a su predicación, amó al enemigo, y oró por los que le persiguieron, intercediendo desde la cruz por sus enemigos, hasta el momento de la expiración.

    2) La segunda oración “Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mt. 27:46; Mr. 15:34).

    Esta es la cuarta frase dicha desde la cruz, y es la oración mesiánica de sufrimiento y triunfo profetizada por David en Salmos 22:1 “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?” y citada por Jesús.

    3) La tercera oración de Jesús es “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.” (Lc. 23:46).

    Luego de haber hecho esta última oración encomendando su espíritu al Padre, expiró.

    __________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    El Señor fue crucificado a la hora tercera, y falleció a la hora novena (Mr. 15:25-37).

    Aun en medio de la agonía de la muerte, durante las seis horas de vida en la cruz, oró por los pecadores, y utilizó la oración mesiánica de la pasión y triunfo del Salmo, y luego encomendando su espíritu al Padre, expiró.

    Esteban, el primer mártir de la iglesia primitiva, tomando el ejemplo de la muerte y la oración de Jesús (Lc. 23:34), pidió que no se les tomara en cuenta el pecado de sus agresores (Hch. 7:60), tomó el ejemplo de Jesús, que oró por nosotros, y al expirar dijo como lo había hecho Jesús, “Señor Jesús, recibe mi espíritu” (Hch. 7:59); de ese modo murió como mártir al igual que Jesús (Lc. 23:46).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 6

    La vida de oración de los discípulos

    1. ¿En qué momentos oraban los discípulos?

    1) El deber más importante de los discípulos era la oración (Hch. 6:4; 1Ti. 4:5).

    2) Los creyentes de la iglesia primitiva perseveraban en la oración (Hch. 1:12-14; 2:42).

    3) Los creyentes de la iglesia primitiva velaban en oración cuando pasaban dificultades (Hch. 12:5-19; 16:19-34).

    4) Ayunaban en oración cuando al confesar sus pecados y al enviar misioneros (Hch. 9:8-11; 13:3).

    5) Oraban primero antes de tomar decisiones importantes (Hch. 1:24-36).

    6) Los apóstoles oraban apartando un tiempo determinado y buscando un lugar determinado (Hch. 3:1; 10:1,3,30; 16:13,16).

    7) Los apóstoles oraban por los creyentes, y les pedían a los creyentes que oraran por ellos.

    (1) “Hago mención de vosotros siempre en mis oraciones” (Ro. 1:8-9; Ef. 1:16; Fil. 1:3-4; Col. 1:3; Flm. 1:2-4; 1Ts. 1:2-4; 2Ts. 1:11-12).

    (2) “os ruegoque me ayudéis orando por mí” (Ro. 15:30-32; 2Co. 1:11; Ef. 6:19-20; Col. 4:3-4; 1Ts. 5:25; 2Ts. 3:1-2; 1Ti. 2:8; Flm. 1:2).

    (3) “Orad por nosotros” (Heb. 13:18-19).

    (4) “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres;” (1Ti. 2:1-4).

    (5) Si alguno necesita oración, que llame a los ancianos para que oren por él (Stg. 5:14-15).

    2. Hechos de los apóstoles son hechos de las oraciones

    En Hechos se ve la historia de la oración.

    Cap. 1: Los creyentes de la iglesia primitiva perseveraban en oración cuando pasaban por dificultades y pruebas (Hch. 1:12-14).

    o Para cubrir el vacante de un apóstol, se escogió con oración (Hch. 1:21-26).

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    Cap. 2: En Pentecostés, cuando los discípulos oraban reunidos en un lugar, fueron llenos del Espíritu Santo (Hch. 2:1-4).

    o Los creyentes perseveraban en oración, siguiendo la doctrina de los apóstoles (Hch. 2:42).

    Cap. 3: Los apóstoles oraban apartando un tiempo determinado (Hch. 3:1-3).

    Cap. 4: Cuando los creyentes oraban alzando la voz unánimes, fueron llenos del Espíritu Santo (Hch. 4:24-31).

    Cap. 5: Cuando los apóstoles estaban encarcelados, el ángel de Dios vino de noche a abrir las puertas de la prisión, los liberó y les dijo que fueran a testificar al templo (Hch. 5:17-26).

    Cap. 6: “nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra” (Hch. 6:3-6).

    Cap. 7: La última oración de Esteban (Hch. 7:59-60).

    Cap. 8:PedroyJuanoranenlaciudaddeSamaria,paraqueellosrecibanlallenuradelEspírituSanto(Hch.8:14-17).

    Cap. 9:AyunodearrepentimientoenoraciónylaoraciónconimposicióndemanosdeAnanías(Hch.9:8-19).

    o El milagro de sanidad logrado mediante la oración de Pedro (Hch. 9:8-19).

    Cap. 10: La vida de oración de Cornelio y Pedro, quienes tuvieron visiones mientras oraban (Hch. 10:9-15).

    Cap. 11:BernabéyPabloenseñaronlaPalabraylaoraciónenAntioquia(Hch.11:24-26).

    Cap. 12:Pedrofueencarceladoylaiglesiavelabaenoraciónporél(Hch.12:3-5,11-12).

    Cap. 13:Habiendoayunadoyorado,lesimpusieronlasmanosylosenviaroncomomisioneros(Hch.13:2-3).

    Cap.14:Paraafirmarlafedelosdiscípulosseescogieronancianosencadaiglesia,yoraronjuntosenayuno (Hch.14:21-23).

    Cap. 16:Pablotuvovisionesdenoche,mientrasoraba(Hch.16:9-10).

    o Pablo y Silas buscaron un lugar de oración (Hch. 16:13; 16:16).

    o Pablo y Silas oraron de noche en prisión, y cantaron himnos a Dios (Hch. 16:22-26).

    Cap. 18: Pablo tuvo visiones de noche mientras oraba (Hch. 18:9-11).

    Cap. 20:Pablo,luegodehablarconlosancianosdelasiglesias,sepusoderodillasyoróconellos(Hch.20:17-38).

    Cap. 21:Pabloylosdiscípulossepusieronderodillasenlaplayayoraron(Hch.21:4-6).

    Cap. 22:Pablo,mientrasorabaeneltemplo,levinounavisiónenéxtasis(Hch.22:17-18).

    Cap. 23:Pablotuvounavisióndenoche,mientrasoraba(Hch.23:11).

    Cap. 27:Pablotuvounavisióndenoche,mientrasoraba(Hch.27:27:21-26,16,18,23,27).

    Cap. 28: Pablo oró por la enfermedad del padre del principal de la isla y lo sanó (Hch. 28:8-10).

    Así, se puede observar que Hechos de los apóstoles es el registro de las oraciones de los apóstoles y creyentes de la iglesia primitiva, excepto los capítulos 15, 17, 19, y 24 al 26, de un total de 28 capítulos.

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    3. La vida de oración de los discípulos

    1) La oración unánime de los discípulos (Hch. 1:12-13, 12:5-12).

    2) La vigilia de oración de los discípulos (Hch. 12:5-19; 16:19-34).

    3) Los discípulos hacía ayuno de oración (Hch. 13:2-3).

    4) Los discípulos oraban en el Espíritu Santo (Hch. 6:18-19; Jud. 1:20).

    5) Los discípulos oraban llenos del Espíritu Santo (Hch. 2:1-2; 4:31; 6:8-15; 7:54-60).

    6) Los discípulos oraban sin angustiarse, sino con acción de gracias (Fil. 4:6; Col. 4:2; 1Ts. 1:2; 5:16-18).

    7) Los discípulos oraban con fe (Stg. 1:6; 5:13-18).

    8) Los discípulos oraban de rodillas (Hch. 7:59-60; 9:40; 20:36-38; 21:5; Ef. 3:14-21).

    9) Los discípulos oraban clamando en voz alta (Hch. 4:24-30; 7:59; 20:36-37).

    10) La oración de los discípulos producía milagros (Hch. 3:1-10; 9:36-42; 12:5-17; 14:8-10; 16:16-18, 19-34).

    11) Los discípulos oraban todos los días en un horario determinado (Hch. 3:1-; 10:1-3, 9, 30; Sal. 5:3; 55:16-17; 88:13; 141:2).

    12) Los discípulos oraban siempre (Hch. 10:1-2; Ro. 12:12; Ef. 6:18; Col. 4:2; 1Ts. 5:17).

    13) Los discípulos oraban en el templo (Hch. 3:1; 22:17-18).

    14) Los discípulos buscaban un lugar de oración (Hch. 16:13-16).

    15) Los discípulos oraban en la azotea (Hch. 10:9; 2S. 11:1-4).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 7

    ¿Qué es la oración?

    1. La oración es confesión de amor (el amor unilateral de Dios)

    1) La confesión de amor de Dios

    * Jn. 3:16 * 1Jn. 4:8-10 * Zac. 3:17

     

    2) La confesión de amor de Jesús

    * Heb. 5:7 * Ro. 8:34

     

    3) La confesión de amor del Espíritu Santo

    * Ro. 8:26-27

     

    4) La confesión de amor de Dios hacia la humanidad (La confesión de amor de la humanidad)

    * Hch. 1:12-14 * Stg. 4:8

    2. La oración es obra de Dios (El amor personal de Dios)

    1) Dios tomó la iniciativa de la obra

    * Jer. 33:3

     

    2) Jesús hace primero la invitación

    * Mt. 7:7-11 * Jn. 15:7

     

    3) El Espíritu Santo ruega primero

    * Ro. 8:26-27

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    3. La oración es la sed del alma humana (La soledad física, la soledad psicológica, la soledad existencial: el amor de Dios)

    Es la sed espiritual del hombre, un ser débil y relativo viviendo en un mundo material, hacia un Dios absoluto, omnisciente y omnipotente que gobierna el mundo entero.

    * Sal. 42:1 * Sal. 130:6

    4. La oración es un derecho (Derecho como hijo de Dios)

    Los hijos de Dios reclaman su derecho a su Padre Dios.

    * Jn. 1:12-13 * Jn. 5:24 * Ro. 8:14-17 * Gá 4:6-7 * 1Jn. 3:10

    5. La oración es poder de Dios (ver Cap. 15: El poder de la oración)

    Es el único medio por el que el ser humano débil pueda recibir el poder de Dios.

    * Éx. 32:11-14 * Jos. 10:12-14

    6. La oración es guerra espiritual (Contrincante de la lucha: uno mismo, Satanás)

    Es la guerra espiritual en que se sujeta del Dios omnisciente y omnipotente.

    * Ro. 7:14-25 * Est. 4:16 * Lc. 22:39-46 * Stg. 4:7

    7. La oración es una consagración espiritual (sacrificio vivo)

    Es una consagración espiritual con que le ofrecemos a Dios nuestro cuerpo y alma para Su gloria.

    * Ro. 12:1-2 * 1Co. 15:31 * 1Co. 10:31 * Ro. 14:7-8

    8. La oración es el camino de la santificación que nos lleva a la devoción (proceso de la devoción)

    La oración nos conduce a la devoción.

    Nos santificamos con la Palabra de Dios y la oración

    * 1Ti. 4:5-9

     

    9. El mejor camino para el cumplimiento de la promesa de Dios es la oración (medio del cumplimiento de la promesa de Dios)

    Vemos tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento que las promesas de Dios se realizan mediante la oración.

    Sin la oración, las promesas de Dios no se realizan en nuestras vidas.

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 8

    ¿Cómo se debe orar?

    1. Definición de oración

    1) La oración no es sencillamente dialogar con Dios, es la vida del cristiano, es el alimento vital del cristiano.

    2) La oración se divide en hablarle a Dios y escuchar la Palabra de Dios.

    (1) La oración de transmisión dirigida a Dios: (el destinatario de la oración, el contenido de la oración, en el nombre de Jesús, amén).

    (2) La oración de recepción, escuchando a Dios (T.D.): Naturaleza: Sal. 19:1-4; Circunstancia: Mt. 24:1-51; Espíritu Santo: Jn. 16:7-8; Palabra: 1Ti. 3:16-17.

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

     

    2. El contenido de la oración dirigida a Dios

    1) Adoración

    * La adoración en el Antiguo Testamento: La adoración de Moisés (Ex. 15:1-8); La adoración de María (Ex. 15:20-22); La adoración de David (Sal. 150:1-6).

    * La adoración en el Nuevo Testamento: La adoración de los discípulos (Mt. 26:30); la adoración de María (Lc. 1:46-55); la adoración de Pablo y Silas (Hch. 16:25).

    1) La adoración sincera dirigida a Dios es la oración diligente y plena.

    2) La adoración provee fuerza para vencer el sufrimiento.

    3) Haga de la adoración el alimento de la vida.

    4) Adore al Señor con toda la fuerza.

    3. Confesión

    El significado de la confesión implica reconocer el pecado, declararlo y pedir perdón.

    1) La confesión comienza por el reconocimiento de que Jesucristo es mi Salvador, y de mi reconocimiento como pecador (Lc. 5:1-11).

    2) La confesión es declarar ante Dios el contenido de mis pecados, según me los recuerde el Espíritu Santo (Sal. 51:1-7).

    3) Si confesamos nuestros pecados, Dios nos perdonará y olvidará nuestros pecados (Heb. 10:17-18; Sal. 32:5; Mt. 8:15; 4:20).

     

    4. Agradecimiento

    1) Debemos contar las bendiciones que Dios nos proveyó a lo largo de nuestras vidas, y agradecerle (Fil. 4:6-7; 1Ts. 5:16-18).

    2) Debemos contar las bendiciones que Dios proveyó a nuestro prójimo, y agradecerle (Ro. 1:8-10; 2Ts. 1:3).

    3) Debemos agradecerle a Dios, por lo que Él es y por todas las obras que hace (Sal. 50:14-15; 100:3-5).

    4) El agradecimiento es poder: poder interior (gozo); poder exterior (amor); poder hacia arriba (fe, gloria).

     

    * Tresformas de agradecera Dios

    1) Agradecimiento mediante la meditación silenciosa y la alabanza:

    - Consagración: Sal. 63:30; 77:12; 95:2-7.

    2) Agradecimiento mediante el ofrecimiento alegre de los bienes materiales:

    - Ofrenda: Mal. 3:10; Jn. 12:3.

    3) Agradecimiento mediante brindando nuestro cuerpo y tiempo:

    - Consagración: Ro. 12:1-2.

     

    5. Súplica

    1) Ruegue honestamente a Dios Padre su deseo (Ro. 5:8; 8:32; Jn. 15:7; Stg. 4:2-3).

    2) La impulsividad impaciente es un gran obstáculo para la contestación de la oración

    (Gn. 15:2-7; 16:2-3, 15-16; 17:15-16; 18:11; 21:2-5).

    3) 100% voluntad de Dios, y 0% mi voluntad (Sal. 37:4; 103:3-6; Gn. 22:1-19).

    4) ¿Cómo se puede hacer la voluntad de Dios? (Lc. 22:21-22; Hch. 10:2-5; Neh. 8:1-6).

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

     

    6. Intercesión: La oración por el prójimo

    1) La oración intercesora de Jesús y el Espíritu Santo (Jesús: Jn. 17:15, 20-21; Ro. 8:34; 1Jn. 2:1; Espíritu Santo: Ro. 8:26-27).

    2) ¿Qué obras se efectúan mediante la oración intercesora?

    (1Ti. 2:1-2; Lc. 22:42-44; Heb. 1:14; Jer. 3:33; Mt. 7:7-8; 21:22; Jn. 14:13; 15:7; 1Jn. 5:14-15).

     

    3) Ejemplos de la oración intercesora en la Biblia:

    (1) El mandato de Jesús a hacer oración de intercesión: Mt. 5:44; Lc. 6:28.

    (2) La oración intercesora de Jesús: Lc. 23:34.

    (3) La oración intercesora de Esteban: Hch. 7:59-60.

    (4) La oración intercesora de toda la iglesia: Hch. 12:5.

    (5) La oración intercesora de Pablo: Ef. 1:16; Col. 1:9; 1Ts. 3:10.

    (6) La oración intercesora de Abraham: Gn. 18:16-33.

    (7) La exhortación de Pablo a la oración intercesora: Ro. 15:30; 2Co. 1:11; Ef. 6:18-19; 1Ts. 5:22; 1Ti. 2:1-2; Flm. 1:22.

    (8) La exhortación de Santiago a la oración intercesora: Stg. 5:14-16.

    (9) La exhortación de Ester a la oración intercesora: Est. 4:15-17.

    7. Cómo debe vivir el hombre de oración

    1) Debe vivir piadosamente.

    2) Debe vivir con una buena Biblia.

    3) Debe vivir orando en un determinado lugar y un determinado horario.

    4) Debe vivir orando sin cesar, aun fuera de la habitación o silla de oración.

    5) Hay que orar primero por la madrugada, y despertarse en la madrugada orando.

    6) Hay que orar siempre pidiendo la fuerza para orar.

    7) Tiene que orar siempre llevando consigo una “agenda de oración”.

    8. Forma de llenarse del Espíritu Santo

    1) El creyente que quiera ser lleno del Espíritu Santo, tiene que confesar sus pecados primero (1Jn. 1:9).

    Vuelque todo su pecado

    2) Se debe tener el profundo anhelo de recibir la plenitud del Espíritu Santo. (Lc. 11:9-13).

    Anhele la llenura del Espíritu Santo.

    3) La llenura del Espíritu Santo es voluntad de Dios (Ef. 5:18).

    4) Cualquiera cosa que pidiéremos según la voluntad de Dios Padre, se nos concederá (1Jn. 5:14-15).

    5) Se debe creer que ha recibido la llenura del Espíritu Santo, por la gracia de Dios, y agradecerle.

    6) La evidencia de la llenura del Espíritu Santo es vivir en madurez espiritual, teniendo el corazón de Jesucristo.

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    9. Manera de chequear la llenura del Espíritu Santo

    1) ¿Quién es el hombre lleno del Espíritu Santo?

    (1) El hombre controlado, no por la carne, sino por el Espíritu Santo (Ef. 5:18).

    (2) El hombre que vive teniendo el corazón de Jesucristo (1Co. 2:15-16; Fil. 2:5-8).

    (3) El hombre que vive produciendo fruto del Espíritu Santo (Gá. 5:22-24).

    2) ¿Cómo es el corazón lleno del Espíritu Santo?

    (1) ¿Tengo paz en mi corazón? (Jn. 14:27).

    (2) ¿Está corazón alegre y gozoso (verdadera alegría)? (Jn. 3:19-21; Fil. 4:4).

    (3) ¿Estoy agradecido a Dios (verdadera gratitud)? (Ef. 5:18-21).

    (4) ¿Tengo ganas de orar (verdadera oración)? (Ef. 6:18; Col. 4:2).

    (5) ¿Tengo en mi corazón un verdadero amor hacia Jesús (El amor del Señor) (Mt. 22:37-38; Jn. 21:15-17; 1Jn. 4:7-11).

    (6) ¿Quiero amar a mi prójimo como a mí mismo? (Amor al prójimo) (Mt. 22:39-40; Jn. 13:34-35; 1Jn. 4:19-21).

    (7) ¿Deseo de corazón obedecer a Dios? (Obediencia a Dios) (Dt. 26:16; 1S. 15:22).

    (8) ¿Anhelo mi corazón la Palabra de Dios? (Anhelo de la Palabra) (Jos. 1:8; 2Ti. 5:15-16).

    (9) ¿Tengo el fervor de consagrarme a Jesucristo? (Consagración a Dios) (Ap. 3:19).

    (10) ¿Tengo en mi corazón el deseo de ser un testigo de Jesucristo? (Testigo de Jesucristo) (Hch. 1:8; Col. 4:3; 2Ti. 4:1-2).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 9

    ¿Cómo se practica el Tiempo Devocional?

    1. Concepto de Tiempo Devocional.

    1) ¿Qué es el Tiempo Devocional? (1Ti. 3:16-17).

    (1) Tiempo Devocional de la Palabra

    (2) Tiempo Devocional de la alabranza

    (3) Resumen del Tiempo Devocional.

    (4) Vida de concordancia con Dios.

    2) ¿Cómo se practica el Tiempo Devocional?

    (1) ¿Por qué es necesario el Tiempo Devocional? (Lc. 4:42; 5:16; Sal. 119:105, 133; 2Co. 3:18; Fil. 2:5).

    (2) ¿Quiénes pueden practicar el Tiempo Devocional? (Jn. 1:12-13; 3:3; Ro. 8:15-17; 2Co. 5:17; Stg. 4:8; Ef. 4:13-14).

    (3) ¿Cuál es el mejor momento para el Tiempo Devocional? (Mt. 1:35).

    (4) ¿Cuál es el mejor lugar para el Tiempo Devocional? (Lc. 5:16).

    (5) Los preparativos para el Tiempo Devocional (1Jn. 1:9; 1P. 2:2; Is. 50:4; Ro. 6:17; Mt. 7:7-8; Jn. 4:24; Ro. 10:17).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    3) Las formas prácticas del Tiempo Devocional

    (1) La forma práctica del Tiempo Devocional de Palabra.

    (2) La forma práctica del Tiempo Devocional de la alabanza.

    4) Los obstáculos que impiden el Tiempo Devocional (Ef. 6:12; 1Ti. 3:16-17).

    5) Consejos para el Tiempo Devocional de la Palabra para hoy (El orden del Tiempo Devocional de la Palabra).

    (1) Comience con alabanza.

    (2) Busque la ayuda del Espíritu Santo con una oración sencilla.

    (3) Lea el pasaje bíblico de hoy y anote los capítulos, versículos y el título del pasaje.

    (4) Lea lenta y cuidadosamente el pasaje, más de cinco veces.

    (5) Anote en el cuaderno de Tiempo Devocional el pasaje de hoy y tómelo como la Palabra de Dios para usted.

    (6) Anote cómo son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo que aparecen en el pasaje bíblico.

    (7) Busque en el pasaje bíblico una enseñanza para usted y medite para aplicarla.

    (8) Anote detalladamente la enseñanza bíblica que va a aplicar en este día, y póngala en práctica.

    2. Práctica de Tiempo Devocional

    1) El orden del Tiempo Devocional (Tiempo Devocional de Palabra, y Tiempo Devocional de Alabanza).

    2) El problema de la práctica del Tiempo Devocional (Tiempo Devocional de Palabra, y Tiempo Devocional de Alabanza).

    3) Cuadernos de Tiempo Devocional.

    3. Ejemplos de Tiempo Devocional

    1) El Tiempo Devocional ofrecido al Señor (1)

    Mr. 4:35-41 “¿Cómo no tenéis fe?”

    2) El Tiempo Devocional ofrecido al Señor (2)

    Jn. 8:1-11 “El Jesús de perdón y amor”

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 10

    La oración bíblica de la madrugada

    1. Los acontecimientos ocurridos por la madrugada, registrados en el Antiguo Testamento

    1) Las obras de Dios realizadas por la madrugada (Sal. 46:5; Ex. 14:24-25).

    2) La oración de madrugada de Moisés y el milagro del Mar Rojo (Ex. 14:26-27).

    3) La oración de Josué por la madrugada y el milagro de Jericó (Jos. 6:15-16).

    4) La oración de David por la madrugada (Sal. 57:8; 108:2; 119:147-148).

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    5) David triunfa contra los amalecitas por la madrugada (1S. 30:16-17).

    6) El mandamiento de David para el deber de los hijos de Leví, a realizarse por la madrugada (1Cr. 23:30).

    7) Las lecturas bíblicas de Esdras por la madrugada (Neh. 8:2-3).

    2. Los acontecimientos ocurridos por la madrugada, registrados en el Nuevo Testamento

    1) La oración de Jesús por la madrugada (Mr. 1:35).

    2) El mandamiento de Jesús a velar por la madrugada (Mr. 13:35).

    3) Las mujeres van al sepulcro de Jesús por la madrugada (Lc. 24:1-3, 22-23; Jn. 20:1).

    4) Los apóstoles enseñaban en el templo, de madrugada (Hch. 5:18-21).

    3. Hombres que vivieron la madrugada

    1) La oración de Hudson Taylor por la madrugada.

    2) La oración, por la madrugada, de los líderes nativos de las iglesias de Kenya y Massai.

    3) La oración de madrugada de las iglesias nativas de Tanzania, Aruya y Aldoño.

    4. Las clasificaciones del agua y el significado de la madrugada

    1) Hay 33 clasificaciones de aguas, de las cuales el agua de pozo es de naturaleza más común, dulce, pura y libre de toxina.

    La esencia del agua que se forma del rocío durante la madrugada es de uso médico para ciertos pacientes.

    2) Este es el agua que se forma durante las 2 y las 3 de la madrugada, antes que cante el gallo.

    5. El avivamiento de la iglesia coreana y la oración de la madrugada

    1) Las prohibiciones de andar en la calle durante las 00:00 a 04:00 de la madrugada, y las oraciones de vigilia y de madrugadas se relacionaron con naturalidad (desde el año 1988 hasta la Olimpiada de Seúl).

    2) Las oraciones de vigilia y de madrugada, antiguamente en Corea.

    (1) Oración de trasnoche.

    (2) Oración del comienzo de la noche.

    3) La vigilia de oración, velando toda la noche ha desaparecido hace tiempo.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 11

    La oración bíblica de ayuno

    1. La oración de ayuno en el Antiguo Testamento

    1) La enseñanza de Dios

    (1) Dios ordenó la oración de ayuno (Jl. 2:1-2).

    (2) La oración de ayuno que agrada a Dios (Is. 58:6-7).

    (3) El resultado de la oración de ayuno que agrada a Dios (Is. 58:8-11).

    (4) La oración de ayuno que desagrada a Dios (Is. 58:3-5).

    2) El período de la oración de ayuno en el Antiguo Testamento

    (1) Cuando Moisés recibió de Dios los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí (Ex. 34:28).

    (2) Cuando el pueblo israelita oraba por el perdón en el día de la expiación (Lv. 23:26-29).

    (3) Cuando el pueblo israelita pasaba por una crisis nacional y se arrepentían ante Dios (1S. 7:5-6).

    (4) Cuando el pueblo de Dios pasaba por fracasos y dificultades (Jue. 20:26-28; 1S. 31:11-13).

    (5) Cuando venían las tribulaciones familiares a causa de la disciplina de Dios (2S. 12:16).

    (6) Cuando escuchaban la noticia de que el pueblo de Dios sufría alguna tribulación (Neh. 1:3-4).

    (7) Cuando le sobrevenía una plaga sobre el pueblo de Dios (Est. 4:16).

    (8) Cuando pasaban por una gran aflicción y preocupación (Dn. 6:18-20).

    (9) Cuando regresaban a Dios luego del pecado, tras haberse arrepentido de corazón (Jl. 2:12).

    2. La oración de ayuno en el Nuevo Testamento

    1) La oración de ayuno de Jesús (Mt. 4:1-2; Lc. 4:1-13).

    2) Las enseñanzas de Jesús (Mt. 6:16-18).

    3) El período de la oración de ayuno en el Nuevo Testamento.

    (1) Cuando Jesús comenzó el ministerio público (Lc. 4:1-2; Mt. 4:1-2).

    (2) Cuando Saulo (Pablo) oró en arrepentimiento, tras su primer encuentro con Jesús (Hch. 9:8-9).

    (3) Cuando nombraron a Bernabé y a Pablo para enviarlos como misioneros (Hch. 13:1-3).

    (4) Al asignar a los ancianos de las iglesias (Hch. 14:21-23; 2Co. 6:3-10; 11:23-27).

    3. La implicancia de la oración de ayuno

    1) Es la oración que perturba y conduce al arrepentimiento (Lv. 23:26-32; 16:1-34; Nm. 29:7-11; Sal. 35:13; Hch. 27:9; 1Co. 9:27).

    2) Es la oración que vence los deseos de la carne (Ga. 5:17).

    3) Es la oración que cumple la voluntad de Dios (Ef. 3:20).

    __________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    4. La necesidad de la oración de ayuno

    1) La oración de ayuno agrada a Dios (Is. 58:6).

    2) La oración de ayuno es un servicio a Dios (Hch. 13:2).

    3) La oración de ayuno es para Dios (Zac. 7:5).

    4) La oración de ayuno es una guerra espiritual contra la carne (1Co. 9:27).

    5) La oración de ayuno ayuda para el arrepentimiento y lamentación por el pecado (2S. 12:15-17; Jon. 3:5; Mt. 9:15).

    6) La oración de ayuno genera milagro de fe (Mt. 17:20-21).

    7) La oración de ayuno es para la justicia, paz y gozo (Ro. 14:17).

    5. La actitud con que se hace la oración de ayuno

    1) Tener la seguridad de que Dios nos ha puesto el anhelo de ayunar (Ro. 1:17; Heb. 11:6).

    2) Reconocer claramente cuál es el propósito espiritual del ayuno (Mt. 6:33; Fil. 3:13-14; Col. 3:1-3).

    3) Hacer la oración de ayuno que agrada a Dios (Is. 58:1-12; 1Co. 7:5; Jer. 14:12).

    4) Hacer oración de ayuno por uno mismo y por los demás (Fil. 2:4).

    5) No para ser visto (Mt. 6:16-18).

    6) Orar con un corazón afligido (Sal. 69:10-11).

    7) Orar con un corazón modesto ante Dios (Sal. 35:13).

    8) Orar con la disposición de servir mejor a Dios (Lc. 2:37; Hch. 13:2).

    9) Orar con un corazón arrepentido (Jon. 3:3-6; Mt. 5:4).

    10) La oración de ayuno también es oración, por lo que se debe respetar el propósito y los principios de la oración (Ver capítulo 7).

    6. Lo que debe tener en cuenta para la oración de ayuno

    1) Orar a toda costa (Lc. 2:27).

    2) Confesar el pecado (Neh. 9:1-2).

    3) Llorar y lamentar (Jl. 2:12).

    4) Tener una actitud modesta y humilde (Neh. 9:1; 2Cr. 7:14).

    5) Leer indispensablemente la Biblia (Jer. 36:6; Neh. 9:1-3).

    7. Los resultados de la oración de ayuno

    1) Resultados de la oración de ayuno en forma individual

    (1) Se recibe la guía del Espíritu Santo (Lc. 4:1).

    (2) Se vence la seducción del diablo y se rechaza la tentación (Mt. 4:1-11).

    (3) Se experimenta el sufrimiento de Cristo (Mt. 6:9-15).

    (4) Se vive una vida de servicio (Lc. 2:37; Hch. 13:2).

    2) Resultados de la oración de ayuno en forma colectiva

    (1) Se recibe la guía de Dios (Jue. 20:26-28).

    (2) Se recibe la misericordia de Dios (1S. 7:5-6).

    (3) Se puede modificar la voluntad de Dios (Jon. 3:4-10).

    (4) Se recibe la guía del Espíritu Santo (Hch. 13:2-3).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    8. Precauciones luego de finalizar la oración de ayuno

    1) Reconozcamos que Satanás no se retira del todo (Lc. 4:13).

    2) No nos olvidemos que el diablo intenta probar el poder de la persona que ora (Mt. 4:3).

    3) No nos olvidemos que el diablo intenta probar el honor y el elogio del hombre de oración (Lc. 4:5-11).

    4) Los hombres de oración debemos ser más humildes ante Dios.

    5) Tenemos que cuidar nuestra salud física (Jn. 1:12-13; 1Co. 3:16; 6:19).

    9. Ejemplos de oraciones de ayuno en la Biblia y en los presidentes de los Estados Unidos

    1) Ejemplos de oraciones de ayuno en la Biblia

    (1) Oración de ayuno de Moisés (Ex. 34:28).

    (2) Oración de ayuno de los descendientes de Israel (Jue. 20:26).

    (3) Oración de ayuno de Samuel (1S. 7:5-6).

    (4) Oración de ayuno de David (2S. 12:16).

    (5) Oración de ayuno de Acab (1R. 21:27).

    (6) Oración de ayuno de Josafat (2Cr. 20:3).

    (7) Oración de ayuno de Esdras (Esd. 8:23).

    (8) Oración de ayuno de Nehemías (Neh. 1:4).

    (9) Oración de ayuno de los judíos (Est. 4:3).

    (10) Oración de ayuno de Ester (Est. 4:16).

    (11) Oración de ayuno del rey Darío (Dn. 6:18).

    (12) Oración de ayuno de Daniel (Dn. 9:3).

    (13) Oración de ayuno de Jesús (Mt. 4:2).

    (14) Oración de ayuno de la profetiza Ana (Lc. 2:37).

    (15) Oración de ayuno de los discípulos de Juan el Bautista y los fariseos (Mt. 9:14).

    (16) Oración de ayuno de los cristianos en la iglesia primitiva (Hch. 13:2).

    (17) Oración de ayuno de Pablo (Hch. 9:8-9).

    (18) Oración de ayuno de Pablo y Bernabé (Hch. 13:3).

     

    2) Oración de ayuno del 16° presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln.

    * Proclamó tres ayunos nacionales

    Septiembre del año 1861.

    Abril del año 1863.

    Agosto del año 1864.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 12

    La oración bíblica de arrepentimiento

    Arrepentíos, el reino de los cielos se ha acercado (Mt. 3:1-2; 4:17).

    Lo primero que hizo Jesús al comenzar el ministerio público es proclamar “arrepentíos, el reino de los cielos se ha acercado” (Mt. 4:17).

    El tiempo se ha cumplido, y el reino de

    Dios() se ha acercado; arrepentíos, () y creeden el evangelio.(Mr.1:4-5,15).

    1) Es la Palabra de Dios dicha en la manifestación de Su Presencia, a través del fuego, luego de la dedicación del templo salomónico y la oración sacerdotal hecha por el rey Salomón por el año 950 a.C. (2Cr. 7:1-22).

     

    2) Es la Palabra de Jehová dicha a Joel, hijo de Betuel por el año 800 a.C. (Jl. 1:1; 2:12-17).

     

    3) Es la advertencia de Jehová hecha a través del profeta Malaquías por el año 450 a.C. (Mal. 1:1).

    (1) En Malaquías capítulo 1: Mal. 1:2-10.

    (2) En Malaquías capítulo 2: Mal. 2:1-3, 4-9.

    (3) En Malaquías capítulo 3: Mal. 3:7-12.

    (4) En Malaquías capítulo 4: Mal. 4:1-3, 4-6.

    De esta forma, Malaquías, sin concluir la oración, simplemente advierte sobre la maldición que va a caer sobre la tierra a menos que se vuelvan a Dios en arrepentimiento. Y luego de 400 años de silencio, vino Jesús e inició su ministerio público diciendo “arrepentíos, el reino de los cielos se ha acercado”.

    4) Lo primero que dijo Jesús en su ministerio público fue “arrepentíos, el reino de los cielos se ha acercado”, y luego del ascenso, también es lo que dijo a la iglesia primitiva en Apocalipsis, a través del apóstol Juan, “arrepiéntete”

    (1) “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” (Mt. 4.17).

    1) ¿Qué significa arrepentíos?

    ¿De qué me debo arrepentir? ¿Cuál es el contenido del arrepentimiento?

    (1) Confesión: incluye admitir que soy pecador y confesar.

    * Admisión: En primer lugar, admitir (reconocer) que Jesús es mi Señor y mi Dios (Lc. 15:17-19).

    En segundo lugar, admitir que soy pecador (Lc. 15:18-19).

    * Confesión: Confesar a Dios todos los pecados que me redarguye el Espíritu Santo (Lc.15:21).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    * ¿Qué es el pecado según la Biblia? (Lc. 15:11-32).

    1) Alejamiento de su padre: a un lugar lejano, viviendo una vida sin su padre (Lc. 15:13).

    2) Egocéntrico, viviendo según su antojo: libertinaje, egocéntrico, despilfarrando dinero (Lc. 15:13).

    3) Indiferencia hacia su padre (protesta pasiva): el hijo menor que vive olvidando a su padre (Lc. 15:13-14).

    4) Protesta contra su padre (protesta activa): el hijo mayor que vive protestando contra su padre (Lc. 15:25-30).

     

    (2) Un creyente que se ha arrepentido se caracteriza por una vida que ha regresado a Dios y vive con Dios (Lc. 15:20; Mal. 3:7-8).

    Entonces, ¿qué puede hacer el creyente arrepentido para volver a Dios?

    1) Reconocer al Padre como Padre, regresar a Él, Obedecerle y vivir con Él.

    2) Vivir entregándole al Padre la plenitud de mi diezmo y ofrendándole (Mal. 3:7-8).

     

    2) El reino de los cielos se ha acercado significa que se ha acercado el tiempo del fin.

    (2) “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.” (Mr. 1:15).

    (3) “Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;47

    yquesepredicaseensunombreelarrepentimientoyelperdóndepecadosentodaslasnaciones,comenzandodesdeJerusalén.” (Lc. 24:46-48; Hch. 1:8).

     

    (4) “A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

    Ynosotrossomostestigossuyosdeestascosas,ytambiénelEspírituSanto,elcualhadadoDiosalosqueleobedecen.” (Hch. 5:31-32).

     

     

    (5) “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.” (Lc. 5:32).

    1) “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores” (1Ti. 1:15).

    El pecador que ve Dios: el hombre que necesita de Jesús, el que confiesa ser pecador (Publicano, Zaqueo).

    El que es considerado justo por los hombres: es el hombre que no cree necesitar de Jesús, y se considera justo por sí mismo (Fariseo).

    Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.” (Mt. 5:3) el que se reconoce pecador (el que necesita de Jesús).

    Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.” (Mt. 5:4) el que se reconoce pecador (el que necesita de Jesús).

    5) Palabras de arrepentimiento dadas a la iglesia primitiva a través del Apocalipsis.

    1) Mensaje para la iglesia de Efeso (Ap. 2:2-5).

    El primer amor, se refiere al primer amor que tuvieron los creyentes hacia Jesús.

    La verdadera fe no es el trabajo, sino la relación de amor con Jesús (ver Jn. 21:1-14, 15-17).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    2) Mensaje para la iglesia de Esmirna (Ap. 2:9-10).

    Exhortación a ser fiel hasta la muerte, sin temor al sufrimiento hasta el cumplimiento del período establecido (10 días).

    3) Mensaje para las iglesias de Pérgamo y Tiatira (Ap. 2:10, 20).

    Los pecados que se señalan contra estas dos iglesias son el alimentarse de sacrificios ofrecidos a los ídolos y de tolerar la inmoralidad.

    Gn. 1:26-27; 1Co. 3:16; 1Co. 6:19; Jn. 15:5.

    4) Mensaje para la iglesia de Sardis (Ap. 3:1-3).

    “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.” (Stg. 2:14; 2:17; 2:26).

    Arrepentíos, los creyentes deben vivir solo por fe. La fe sin obra es muerta.

    El justo por la fe vivirá (Ro. 1:17).

    5) Mensaje para la iglesia de Laodicea (Ap. 3:15-16, 19-20).

    La fe no puede ser fría o tibia. Hay que amar al Señor con fervor. Hay que ser lleno del Espíritu Santo.

    Hay que arrepentirse de la fe carente de fervor, de la falta de entusiasmo espiritual.

    Hay que poner fervor (Ro. 14:7-8; Hch. 1:8).

    6) Ejemplos del arrepentimiento

    1) Razón por la que perecieron las ciudades de Sodoma y Gomorra

    Perecieron por falta de personas que se reconocieran pecadores.

    De haber habido una persona que hubiera confesado “yo soy pecador”, no habrían perecido.

    Ante los ojos de Dios todos eran pecadores (Ro. 3:10, 23, 6:23; 3:10).

    Ante los ojos de los hombres, todos se consideraban justos (por sí mismos pensaban que no tenían pecado).

    2) Razón por la que no pereció la ciudad de Nínive

    Porque el rey y todo el pueblo se habían arrepentido con cenizas y cilicios, confesando sus pecados.

    3) Pedro: “Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.” (Lc. 5:8).

    Pablo: “Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.” (1Ti. 1:15).

    David: 6, 32, 38, 51, 102, 130, 143 “Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.” (Hch. 13:22).

    4) Causa del avivamiento del año 1907 en la iglesia Chandeheun en Pyongyang: el arrepentimiento del anciano (pastor) Kil Son Chu.

    Un pequeño grupo de clase bíblica en Wonsan, en agosto del año 1903: el arrepentimiento del misionero canadiense Robert A. Hardie.

    _________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 13

    El don de la oración según la Biblia

    1. La oración en don de lenguas, según la Biblia

    1. El don de lenguas que aparece en la Biblia

    1) El don de lenguas que aparece en el Antiguo Testamento.

    2) El don de lenguas que aparece en el Nuevo Testamento.

    2. El don de lenguas que aparece en el Nuevo Testamento

    1) El don de lenguas que describe Lucas en Hechos de los apóstoles (Hch. 2:1-3).

    2) El don de lenguas que describe el apóstol Pablo su epístola a los corintios (1Co. 12:4-11, 27-31, 13:1-3; 14:1-40; Ro. 12:6-8).

    3) Comparación entre el don de lenguas de Hechos 2 con el de 1Corintios 14.

    (1) Don de lenguas de Hechos capítulo 2.

    (2) Don de lenguas de 1Corintios capítulo 14.

    3. Investigación sobre el don de lenguas de la iglesia de Corinto

    1) ¿Cómo comenzó el don de lenguas? (1Co. 12:11; 12:29-30).

    2) La postura de Pablo sobre el don de lenguas y el de profecía (1Co. 14).

    3) En punto principal sobre la profecía y el don de lenguas en la epístola de Pablo (1Co. 14:1-37).

    4) Las enseñanzas dadas a las personas que han recibido el don de lenguas.

    (1) El don de lenguas es uno de los diversos dones que se ha dado (1Co. 12:4-11, 27-31; 13:1).

    (2) El don de lenguas y la edificación para la iglesia (1Co. 14:3-5, 8-12, 16-17).

    (3) El don de lenguas y la interpretación (1Co. 14:5, 13).

    (4) En caso de no haber intérprete (1Co. 14:28).

    (5) La edificación para la iglesia y el orden (1Co. 14:12, 27, 33, 40).

    4. El don de lenguas y la obra de Satanás

    (1) El don de lenguas es señal para los incrédulos (1Co. 14:22).

    (2) Use el don de lenguas siempre que esté lleno del Espíritu Santo.

    (3) Hay que reconocer que existen también las lenguas demoníacas (Jn. 8:44; 1Jn. 3:10).

    5. Las precauciones que debe tener la persona que ha recibido el don de lenguas

    (1) El uso del don de lenguas por parte de Pablo (1Co. 14:18).

    (2) El don de lenguas y el don de profecía (1Co. 12:31-13:3; 14:5, 19, 39).

    (3) La moderación del don de lenguas (1Co. 14:16, 22).

    (4) La oración en lenguas y la oración de la vida cotidiana (1Co. 14:14-15).

    (5) La condición espiritual de la persona que ora en lenguas (Jn. 4:24).

    (6) Cuidado con el falso don de lenguas.

    (7) Cuidado especial con las interpretaciones de las lenguas.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    2. La oración de sanidad, según la Biblia

    1. La base bíblica de la oración de sanidad

    1) Jesús sanó nuestras enfermedades (Mt. 4:23-24; 8:16-17).

    2) Ejemplos de las sanidades que realizó Jesús en los cuatro evangelios.

    3) Jesús les concedió a los discípulos la autoridad de sanar enfermedades (Mt. 10:1).

    4) Ejemplos de sanidades que realizaron los discípulos.

    (1) Pedro (Hch. 3:1-11; 9:32-35, 36-43).

    (2) Pablo (Hch. 14:8-10; 16:16-18; 20:9-12; 28:7-10).

     

    2. Ejemplos de sanidades realizadas por Jesús

    1) Sana a un leproso (Mt. 8:2-3).

    2) Sana a un paralítico (Mt. 8:6-10).

    3) Revive a un muerto (Mt. 9:18-19).

    4) Sana a una mujer con flujo de sangre (Mt. 9:20-22).

    5) Sana a dos ciegos (Mt. 9:27-29; 20:30-34).

    6) Sana a un endemoniado (Mt. 15:22-28).

    7) Sana a un epiléptico (Mt. 17:15-21).

     

    3. Razones por las que debemos orar por sanidad

    1) Porque Dios es amor (1Jn. 4:7-8; 4:16; Ro. 8:32).

    2) Porque la sanidad es un mandato y promesa de Dios (Stg. 5:13-16).

    3) Porque la sanidad es una obra que glorifica a Dios (Jn. 9:3; 11:4).

    4) Porque la sanidad es la obra del Espíritu Santo por medio de las personas (Mr. 6:12-13; Stg. 5:14).

    5) Porque es pecado no rogar a Dios cuando uno está enfermo (2Cr. 16:12-13).

    6) Porque algunas enfermedades son causadas por ataques del diablo (Lc. 13:16; 2Co. 12:7).

    7) Porque es el deseo de Jesús sanar la enfermedad (Mt. 8:16-17).

     

    4. Actitud que debe tener la persona que desea recibir la oración de sanidad

    1) Antes de recibir la oración de sanidad, debe arrepentirse, confesar y renunciar los pecados (Stg. 5:16; Jn. 5:14).

    2) Comprender que generalmente la sanidad es la voluntad de Dios (Ro. 8:32; Jn. 14:14; 16:24).

    3) Entender también que no en todos los casos la voluntad de Dios es la sanidad (2Co. 12:7-9; Ro. 8:28).

    4) No olvidarse de que también Dios obra sanidad mediante los médicos y los medicamentos (Is. 38:21; Jn. 9:1-7; 1Ti. 5:23).

    5) Recordar que frecuentemente la obra sanadora de Dios comienza a medida que el hombre está totalmente rendido (Jn. 5:2-16; 9:1-41; 11:1-46).

    6) La revelación de Dios ha sido completada en el Antiguo y Nuevo Testamento, pero la sanidad es la obra de la gracia divina que sigue realizándose en nuestras vidas por amor y misericordia para ayudar en el progreso de nuestra fe.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    3. La oración por imposición de manos, según la Biblia

    1. Las imposiciones de manos que aparecen en el Antiguo y Nuevo Testamento

    1) Ejemplos de imposiciones de manos en el Antiguo Testamento

    (1) Para pedir bendición (Gn.27:1-29; 48:14-16).

    (2) Al ofrecer sacrificios a Jehová Dios (Ex. 29:10, 15; Jer. 1:3-4; 3:1-2; 4:23-24; 5:17-19).

    (3) Al consagrar un sacerdote (Lev. 8:10-12).

    (4) Al nombrar y delegar el santo cargo a Josué como sucesor de Moisés (Nm. 27:18-23; Dt. 34:9).

    (5) Cuando el rey Ezequías ofreció, por el pueblo, el sacrificio expiatorio en el templo (2Cr. 29:23-24).

    2. Ejemplos de imposiciones de manos en el Nuevo Testamento

    (1) Jesús impuso su mano sobre los niños y los bendijo (Mt. 19:13-15; Mr. 10:16).

    (2) Jesús impuso su mano para sanar a algunos enfermos (Mt. 8:3; Mr. 6:5; 7:32; 8:22-25; Lc. 4:40; 13:11-13).

    (3) Los apóstoles impusieron las manos para sanar (Hch. 4:30; 28:8).

    (4) Los apóstoles impusieron las manos sobre los siete diáconos que fueron escogidos (Hch. 6:6).

    (5) Se impuso las manos para recibir el Espíritu Santo (Hch. 13:2-3).

    (6) Se hicieron imposiciones de manos sobre Bernabé y Pablo para nombrarlo y enviarlos como misioneros (Hch. 13:2-3).

    (7) Se hizo imposición de manos para asignar ancianos de las iglesias (1Ti. 4:14).

    (8) Se imponía las manos para avivar el fuego del don de Dios (2Ti. 1:6)

    2. El significado y el beneficio de la imposición de manos

    1) Significado de la oración por imposición de manos.

    2) Beneficios de la oración por imposición de manos.

    3) La eficiencia de la oración por imposición de manos.

    3. Precauciones que deben tener los que realizan y los que reciben la imposición de manos.

    1) Precauciones que debe tener el que realiza la imposición de manos

    No imponer la mano a la ligera a cualquier persona (1Ti. 5:22).

    2) Precauciones que debe tener quien recibe la imposición de manos

    3) Precauciones sobre la oración con palmadas

    La oración con palmadas (golpear con las palmas) no es una forma que se encuentra en la Biblia.

    “Y le dijo Eliseo: Toma un arco y unas saetas. Tomó él entonces un arco y unas saetas. Luego dijo Eliseo al rey de Israel: Pon tu mano sobre el arco. Y puso él su mano sobre el arco. Entonces puso Eliseo sus manos sobre las manos del rey,” (2R. 13:15-16).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    4. La oración profética según la Biblia

    1. Características de las profecías que aparecen en la Biblia

    1) Las profecías bíblicas fueron dadas como autoridad por Dios (Is. 41:21-24).

    2) Las profecías bíblicas tienen como centro a Jesucristo (Is. 7:14; Os. 11:1; Miq. 5:2; Mt. 1:22-23; 2:14-15; Lc. 2:4-7; 24:26-27; Jn. 20:31).

    3) Las profecías bíblicas son profecías especiales dadas por inspiración a los escritores de la Biblia, para completar la Biblia (2P. 1:21).

    4) Las profecías bíblicas no pueden ser interpretadas en forma privada (2P. 1:20).

    5) Las profecías bíblicas no pueden ser cambiadas por el hombre (Ap. 22:18-19).

    6) Las profecías bíblicas deben darse a conocer mediante la enseñanza bíblica (Ap. 22:10).

    7) Las profecías bíblicas, luego de haberse completado el Antiguo y Nuevo Testamento, fueron dadas como dones proféticos para guiar la vida espiritual de los creyentes. (1Co. 12:10; 14:3; 2Ti. 3:16-17).

    8) En la Biblia, el término “profecía” significa también la Palabra de Dios (1Co. 14:1).

    2. Propósitos de las profecías

    1) Para mostrar que Jesús vino por el Espíritu Santo como el Mesías, Hijo de Dios (Is. 7:14; Mt. 1:22-23; Lc. 1:35; Jn. 4:25-26).

    2) Para mostrar la obra redentora de Jesús, que es a través de la cruz (Mt. 1:21; 2Co. 5:21; 1P. 2:24-25).

    3) Para completar el registro del Antiguo y Nuevo Testamento (Ap. 22:18-20).

    4) Luego de haberse completado el Antiguo y Nuevo Testamento, para guiar a la correcta vida espiritual de los creyentes (2Ti. 3:15-17; 1Co. 14:3).

    5) Las profecías bíblicas más seguras son las referentes a la segunda venida de Jesucristo y el cumplimiento de la Palabra de Dios.

    3. El discernimiento de profecías

    Las profecías deben ser discernidas con la Biblia (1Co. 14:29; 1R. 13:1-32; 22:1-40; Jer. 28:1-17).

    1) ¿Cómo se pueden discernir las profecías? (Lc. 24:27; Jn. 5:39; 2Ti. 3:15).

    2) Personas que ejercen mal el don de profecía (Dt. 18:22; Ez. 13:2-3; 1Co. 14:3; 14:12; Is. 8:19).

    4. Precauciones que deben tomar las personas que han recibido el don de profecía

    1) Primeramente debo discernir a la luz de la Biblia, si el don de profecía que tengo es del Espíritu Santo, o de un espíritu mentiroso.

    2) Debo discernir a la luz de la Biblia, si el don de profecía que tengo se adecua al propósito de la profecía.

    3) Las profecías que se adecuan a la Biblia no aparecen con tanta frecuencia, según la necesidad del hombre.

    4) El don de profecía se otorga de acuerdo a la soberanía absoluta de Dios, según la necesidad de Dios, no según la necesidad del hombre, o por la petición del hombre.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    5) Debo reconocer que si la profecía me surge cada vez que yo lo quiera, entonces no se trata de una palabra profética que viene de Dios, sino de mí mismo.

    6) Las personas que usan la profecía para satisfacer su propio deseo y ambición, no pueden recibir el perdón de Dios.

    7) Las personas que usan la profecía y el nombre de Dios para insultar o maldecir al prójimo, no puede recibir el perdón de Dios.

    8) No pretenda descubrir su suerte o futuro mediante la profecía, porque la profecía bíblica no tiene nada que ver con esas cosas.

    9) No pretenda conocer la voluntad de Dios, a parte de la Biblia, mediante la profecía de algún hombre.

    10) Siguiendo las características de todas las profecías que hay en la Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, y siguiendo los propósitos de la profecía bíblica, debo discernir en oración y a la luz de la Biblia el don de profecía que haya recibido, para usarlo en la gloria de Dios.

    Todas las profecías del Antiguo y Nuevo Testamento están relacionadas con la redención, la primera y segunda venida de Jesucristo, el cumplimiento de la Palabra de Dios y edificación de la iglesia.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 14

    ¿Cómo se recibe la contestación de la oración?

    1. La forma de la contestación de la oración

    1. Dios responde a todas las oraciones (Pr. 16:1; Jer. 33:3; 1Jn. 5:14-15).

    2. En casos de contestaciones afirmativas.

    1) Responde inmediatamente en forma positiva (Sí) (Jue. 3:15; 6:36-40; 1R. 18:16-46; Dn. 10:12; Mt. 10:46-52).

    2) Responde con un “espera” (Ex. 14:13-14; Sal. 37:7; Lm. 3:25; Hab. 2:3).

    3) Responde con un “ve y haz” (Ex. 14:15-16, 21; 17:6; Jos. 3:15-16).

    3. En caso de contestaciones negativas.

    1) Para realizar la voluntad de Dios (No): El “no” como respuesta a la oración de Jesús (Mt. 26:36-46).

    2) Para mostrar el amor de Dios (No): El “no” como respuesta a la oración de Pablo (2Co. 12:1-10).

    3) Por nuestros pecados (No): El “no” a la oración de Moisés (Dn. 1:34-38; 3:25-26; 4:21-23).

    El “no” a la oración de David (2S. 7:1-13; 1Cr. 28:2-3).

    4. Responde con una profunda paz y gozo en el corazón del suplicante (Jn. 14:27; Fil. 4:4-7).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

    2. La respuesta de la oración y sus resultados

    1) Se adquiere sabiduría (1R. 4:29; Stg. 1:5).

    2) Prospera el camino (Gn. 39:2; Nm. 14:21; Dt. 29:9; Jos. 1:7-8; Jue. 18:5; 2Cr. 26:5).

    3) Surge la obra del Espíritu Santo (Hch. 2:1-4, 41; 4:31; 10:44-46).

    4) Concede poder (Hch. 1:8; 4:33; Fll. 4:13).

    5) Se experimenta el profundo amor de Dios (Jn. 13:34; 15:21; Ro. 8:32; 1Jn. 4:10).

    3. Las condiciones necesarias del suplicante pare recibir la respuesta

    1) “Que en nuestro corazón no haya nada reprensible”

    2) “Ir confiadamente a Dios”

    3) “Todo lo que pida al Señor, se le concederá” (1Jn. 3:21-23).

    4. Las 12 oraciones que no son respondidas

    1) La oración del que no se arrepiente de sus pecados (Sal. 66:18; Is. 1:15; 59:1-2; Jer. 5:25).

    2) La oración del que no perdona el pecado de su prójimo (Mr. 11:25; Lc. 11:4).

    3) La oración del que duda y no cree (Mt. 21:22; Heb. 11:6; Stg. 1:6, 7).

    4) La oración del idólatra (Jue. 10:13; Jer. 11:13-14; Ez. 14:1-3).

    5) La oración del matrimonio no reconciliado (1P. 3:7).

    6) La oración de los hermanos no reconciliados (Mt. 5:22-24; Mr. 3:31-35).

    7) La oración del mezquino (Pr. 21:13; Mt. 26:31-46).

    8) La oración del que pide según su egoísmo (Stg. 4:3; Mt. 20:21-22).

    9) Las oraciones de los hipócritas y de los que repiten vanas repeticiones de palabras (Mt. 6:5-7).

    10) La oración del que no oye la Palabra (Pr. 28:9).

    11) La oración del orgulloso y soberbio (Lc. 18:11-12).

    12) La oración del que pide estando lleno de preocupaciones y desaliento (Lc. 18:1; Fil. 4:6-7).

    5. Las excusas que suelen exponerse para no orar

    1) Estar muy ocupado para orar (Lc. 10:40-42; 14:16-20).

    2) Estar muy cansado y haragán, y no puede orar (Pr. 6:6-11; Ecl. 10:18; Ap. 3:19).

    3) No puede orar porque el corazón está endurecido por las preocupaciones del mundo (Os. 10:2; Mt. 13;14-15; Jn. 3:5-7; Ro. 8:7).

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Capítulo 15

    El poder de la oración

    El poder de la oración no se encuentra en el hombre que ora, sino que es la obra de Dios, en la que manifiesta Su poder sobre el hombre que ora según la voluntad de Dios.

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    1. El poder de la oración en Hechos capítulo 3

    Hch. 3:1-11; 3:12; 3:16

    2. Jesús les dio poder y autoridad a los discípulos

    1) Jesús les dio poder y autoridad a los 12 discípulos (Mt. 10:1; Lc. 9:1-2).

    2) Jesús escogió a los 70 y los envió de a dos, confiriéndoles poder (Lc. 10:17-20).

    3) Se les dio poder para que fueran testigos de Cristo y anunciaran el evangelio a todas las naciones (Hch. 1:8).

    3. Los siervos de Dios que ofrecieron oraciones poderosas en la Biblia

    1) La oración de los que se quitan el calzado

    * Moisés: Ex. 3:5 - 8:12-13, 30-31, 9:22-26; 10:12-15; 15:22-26; 17:1-7, 8-13; Nm. 20:1-13; Ex. 33:8-11; Nm. 11:1-2; 12:9-14; 14:11-24.

    * Josué: Jos. 5:15 - 6:1-7; 10:12-14.

    2) La oración de los que nacieron con mucha oración de sus padres

    * Isaac: Gn. 26:12-25; 15:1-5; 21:1-5.

    * Jacob: Gn. 28:10-22; 25:20-26.

    * Samuel: 1S. 1:23-28; 7:5-13.

    3) La oración de los que oran con muchas lágrimas y súplicas

    * David: Hch. 13:22; 2S. 11:2-27; 1S. 15:5; Sal. 6, 32, 38, 51, 102, 130, 143.

    * Ana: 1S. 1:10-18; 1:23-28.

    * Ezequías: 2R. 19:1-37; 20:1-11.

    4) La oración de los que viven para el Señor con una nueva misión, luego de un genuino arrepentimiento

    * Pedro: Hch. 2:14-47

    * Pablo: Hch. 9:3-15; Ro. 14:7-8; 1Co. 10:31.

    5) La oración de los que oran ayunando con la clara determinación de “si he de morir, moriré”

    * Ester: Est. 4:16.

    Capítulo 16

    ¿Cómo son los hombres de oración?

    1. Jesús era realmente un hombre de oración

    Si observamos detenidamente el ministerio público de Jesús, Jesús era un hombre poderoso en oración.

    2. ¿Cómo debe ser un hombre de oración?

    1) El hombre de oración es un temeroso de Dios.

    Todos los hombres de oración que aparecen en el Nuevo Testamento, eran temerosos de Dios.

    El temor de Dios es el fundamento de la fe.

    Fe es vivir en el temor, en la obediencia y en la confianza plena solo en Dios.

    El justo por la fe vivirá (Pr. 1:7; 9:10; Ro. 1:17).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    2) El hombre de oración debe ser dócil.

    * Corazón de Dios (2S. 22:36).

    * Corazón de Jesús (Mt. 11:28-29).

    * Corazón del Espíritu Santo (Gá. 5:22-23).

    * Corazón de Moisés (Nm. 12:3).

    * Corazón de Pablo (1Ts. 2:7-8; 1Co. 15:8-10; Ef. 3:8; 1Ti. 1:15).

    3) El hombre de oración debe ser un hombre de amor

    * “Simón, hijo de Jonás ¿me amas?” (Jn. 21:15-17; Ap. 2:1-7).

    * “Dios es amor” (1Jn. 4:8, 16).

    * El nuevo mandamiento de Jesús (Mt. 22:37-40; Jn. 13:34).

    * El contenido del amor de Dios (agape) (1Co. 13:4-8).

    4) El hombre de oración debe ser un hombre de lágrimas

    * Lloró mirando la ciudad de Jerusalén (Lc. 19:41-42).

    * Lloró por la muerte de Lázaro (Jn. 11:33-35).

    * Lloró intercediendo por nosotros (Heb. 5:7).

    5) El hombre de oración tiene que ser un hombre de Palabra

    * El abismo entre yo y Dios, a causa de mis pecados (Is. 59:1-2).

    * La vida en la Palabra (Jos. 1:8).

    * La fe viene de oír la Palabra (Ro. 10:17).

    * Se logra la santidad mediante la Palabra de Dios y la oración (1Ti. 4:5-6).

    * Hay que vivir piadosamente (1Ti. 4:7-9).

    6) El hombre de oración debe ser un hombre consagrado

    * Consagración de Abraham (Gn. 22:1-17).

    * Consagración de María (Mr. 14:3-9; Lc. 10:38-42; Jn. 12:1-3).

    * Consagración de Pablo (Morir cada día) (Hch. 20:22-24; 21:13; Ro. 14:7-8; 1Co. 10:31; 15:31).

    * El que tiene el corazón de Jesús (Fil. 2:5-8).

    7) El hombre de oración tiene que ser un testigo de Jesucristo

    1) Testigo del evangelio (Ro. 1:1-4; 2Co. 2:14; 3:3; Jn. 21:15-17).

    2) Testigo de amor (Col. 4:6; Jn. 13:34-35).

    3) Testigo de Jesucristo (Hch. 1:8; Mt. 24:14; 28:18-20; Mr. 16:15; Lc. 24:47-48).

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

    ___________________________________________________________________

     

     

     

     

댓글 0 ...

http://wmcprayer.org/index.php?document_srl=913
번호
제목
닉네임
12 WMCAdmin 780 2017.05.23
11 WMCAdmin 171 2017.03.19
10 WMCAdmin 429 2017.01.23
9 WMCAdmin 266 2017.01.02
8 WMCAdmin 548 2016.12.27
7 WMCAdmin 257 2016.12.22
6 WMCAdmin 1146 2015.06.18
5 WMCAdmin 1440 2014.06.17
4 WMC Admin 3979 2012.06.12
3 WMC Admin 5086 2012.06.03
WMC Admin 31045 2012.06.03
1 WMC Admin 4013 2012.06.03
태그

Copyright © 2006 - 2012 WMCPrayer.org. All Rights Reserved.

abcXYZ, 세종대왕,1234

abcXYZ, 세종대왕,1234

나눔글꼴 설치 안내


이 PC에는 나눔글꼴이 설치되어 있지 않습니다.

이 사이트를 나눔글꼴로 보기 위해서는
나눔글꼴을 설치해야 합니다.

설치 취소